www.drjaimeolivos.com

lunes, 21 de noviembre de 2011

Bartholinitis

La bartolinitis es una enfermedad bastante común y consiste la inflamación, infección, quiste o absceso de una glándula, llamada glándula de Bartholín .
Las glándulas de Bartholín o glándula de Bartolino son dos glándulas situadas en los bordes de la vagina, a ambos lados. Están ubicadas en la parte interna y es difícil notarlas a menos que surja un problema, como puede ser una bartolinitis.
La función de las glándulas de Bartholín es segregar un líquido que lubrica la entrada de la vagina.
La Bartolinitis se produce cuando la salida de la glándula se obstruye, esta sigue segregando y el líquido al no tener salida hacia el exterior queda encapsulado. Eso es reconocido como un bulto en la vagina y causa mucho temor en las mujeres cuando lo detectan por primera vez.
¿Qué causa la bartolinitis?
Las bartolinitis pueden producirse por bacterias que se encuentran normalmente en la vagina, por gonorrea, clamidia u otro tipo de infección. Algunos opinan que la ropa muy ajustada o el uso continuo de prendas íntimas de lycra podrían favorecer el desarrollo de bacterias que causarían entre otras esta dolencia.
En realidad no hay una sola causa específica y tampoco hay una manera de prevenirla.
A excepción de las que son causadas por una enfermedad de transmisión sexual, como la gonorrea, que pueden prevenirse mediante el uso de preservativos de látex
Este bulto redondo, que aparece en el borde de la vagina, es como una pelotita, pero puede ir creciendo hasta tomar el tamaño similar al de una nuez, aunque en algunos casos llega a ser como una naranja.
La bartolinitis puede trasformarse en quiste o en absceso como explicaremos a continuación.
El quiste en la glándula de Bartholín se produce a consecuencia del líquido que no pudo salir al exterior y está acumulado formando el ya mencionado bulto redondo en la vagina. Generalmente no son dolorosos.
 
El absceso en la glándula Bertholín es cuando se produce la infección y la glándula se llena de un líquido purulento, espeso y de olor fétido. En estos casos resulta muy doloroso.
Tratamientos para la bartolinitis
Las bartolinitis suelen tratarse en una primera etapa con antibióticos, administrados por vía oral.
Algunos médicos aconsejan aplicar hielo sobre la zona afectada. Otros en cambio creen conveniente los baños de inmersión en agua caliente o la aplicación de toallitas calientes, porque esto ayudaría a que la infección se concentre en un punto y reviente solo. Los dos métodos pueden dar resultado dependiendo del caso.
Si esto fracasa se pasa a los métodos quirúrgicos que pueden consistir el la colocación se un pequeño tubo, llamado catéter de Word, por el cual drenará el líquido hacia afuera y será quitado en pocos días.
Luego está la técnica de marsupialización consistente en realizar un pequeño corte con bisturí y cocer un punto de cada lado, dejando una salida permanente que sustituya al orificio obstruído. Estas intervenciones se realizan con anestesia general o anestesia  local y generalmente el medico las lleva a cabo en el consultorio.
En el último de los casos la glándula de Bartholín es extraída completamente, en ese caso, es necesario realizar la operación en un quirófano ya que es una intervención más compleja.
Las bartolinitis suelen ser recurrentes y cada tanto tiempo producirse una inflamación, excepto cuando ha sido quitada toda la glándula..
El drenaje definitivo implica la colocación del catéter de Word o la marsupialización. El catéter de Word, que se utiliza para el tratamiento de los quistes abscedados de las glándulas de Bartolino, es un dispositivo catéter de goma de 1 pulgada de largo y de diámetro de una sonda de Foley no 10F. La punta pequeña contiene un globo inflable que puede contener cerca de 3 ml de solución salina que se inserta en la cavidad del quiste o absceso; el extremo libre podría dejarse dentro de la vagina. El objetivo es crear una fístula que se epiteliza en un lapso de 4 a 6 semanas, aunque ello generalmente ocurre en 3 a 4 semanas.
El catéter de Word, un catéter de silicona con un balón para el tratamiento de los quistes de la glándula de Bartholini y disminuir asi su tasa de recidivas y reapariciones futuras.
Puede ser utilizado después del drenaje quirúrgico del quiste para mantener abierta la luz del drenaje, de manera que el quiste pueda curarse totalmente sin tener que cerrarlo de nuevo (reduciendo la recurrencia) y sin el riesgo de otra infección. Se inserta el globo de silicona en el quiste y se infla para mantener la sonda en sitio, donde puede permanecer hasta por 28 días.
 
 
Es importante la cobertura antibiótica perioperatoria para gérmenes del tracto digestivo. Después de la cirugía se debe prescribir un antibiótico oral con un amplio espectro durante una semana. La paciente deberá ser revisada en consulta a los ocho días y posteriormente al mes.
El catéter de Word no se consigue aun en Colombia, pero nosotros tenemos unos para su uso en aquellas pacientes que quieren disminuir el riesgo de reaparición.
 
Instituto Ginecológico Andino "IGA"
Calle 80#10-43, Consultorio 101, Bogotá.
Celular: 3115570200
Fijo: 6104924