www.drjaimeolivos.com

martes, 18 de noviembre de 2008

Lo Mejor de la Metropolitana

“Comentarios: escribo a ustedes preocupado por lo que pasa en laUniversidad Metropolitana de Barranquilla. Yo soy recién egresado del post grado de cirugía, y desafortunadamente mientras estaba de estudiante no podía decir nada porque corría el riesgo de ser expulsado. Actualmente la Universidad se excedió en el número de cupos para residentes en lasdiferentes especialidades y aumentó el costo, y además semestralizó laespecialización que siempre era anual, esto sumado a los pésimos recursoscon que contamos. Por ejemplo, en cirugía en el momento hay inscritos enprimer año 8 residentes de febrero y 3 residentes de agosto, para un totalde 11 R1, en un hospital en donde a lo mucho se hacen 3 apéndices semanales”.“Además lo poco que llega es de mediana complejidad (…). Los profesores que contratan no tienen experiencia, ni maestría en educación superior, y lo peor de todo es que el Hospital Metropolitano vive de la explotación de todos sus estudiantes. Para la muestra, en un turno el triage lo realizan los médicos internos, a estos los supervisanlos residentes de primer año y a estos los de segundo año, y asísucesivamente; en fin nunca hay un especialista presencial en cimedicina interna, anestesia, ni ginecología, sólo y ocasionalmente enpediatría”.
“Es injusto que un senador de la República se aproveche de lasganas de superación de unos médicos para explotarlos tanto económicamente como laboralmente y científicamente.
Acá el que no colabora o se atreve a denunciar es amenazado con expulsión, no nos consiguen buenas plazas para rotaciones, sólo abren en donde no les cobran, como el caso del Hospital Erasmo Meoz de Cúcuta, que aceptaron residentes de la Metropolitana, pero por un arreglo que se hizo con el gerente en donde le están HOMOLOGANDO LA ESPECIALIZACION a un hermano del gerente en tan solo 6 meses y sin estar presente en Barranquilla. Sólo se matriculó y lo dejaron ir para Cúcutadonde siguió laborando como medico de planta en ginecología. Esto se suma a otros muchos casos de malas homologaciones que se arreglan con un almuerzo con la jefa de postrados, como es el caso de varios caleños que han llegado a pedir homologación en cirugía y ni un solo turno han realizado. No se les exigen nada académico, sólo los dejan matricular y se devuelven a su tierra para seguir en sus vidas normales y el titulo se los dan entre 6 meses y un año, esto de acuerdo a como traten a la jefa de postgrados. No es justo que los residentes estemos pagando tanto por 4 años, y otros obtengan el mismo titulo en 6 meses y sin asistir. Cuando hay una visita de los pares ellos arreglan todo, lo maquillan e intimidan a los residentes a decir lo que les conviene. Sería bueno que las visitas fueran sorpresa, y además hasta nocturnas, para así se dieran cuenta de la verdad.”
“Les escribo solicitando al señor presidente de la Asociación, que además conoce los altos lineamientos que se deben tener para un postrado como lo exige y lo tiene la Universidad de Antioquia, para que se tomen cartas en el asunto, porque así como van las cosas habrá mas cirujanos que médicos generales y mal preparados, lo que irá en detrimentos laborales, explotación y daño al prestigio de tan digna labor. Doctor Martiniano, sé que con su gran trayectoria tanto educativa como de cirujano podrá ayudar a detener este monstruo maligno de la educación superior llamado Universidad Metropolitana. Yo autorizo al Dr. Marulanda y al Dr. Martiniano a difundir esta carta y tomar los correctivos del caso para frenar a este monstruo maligno de la educación”
Atte
Carlos Cuevas Díaz
Cirujano general. Miembro activo de la Asociación